Formas de aprender para erradicar el fracaso escolar ¿te involucras?

El psicólogo e investigador Howard Gardner (1.943) formuló la teoría de las inteligencias múltiples en 1.983, reconociendo 9 inteligencias que el ser humano es capaz de desarrollar. Dicha teoría parte del principio fundamental de que todos los seres humanos son genios, aunque adormecidos por un sistema educativo que no está interesado en desarrollar sus inteligencias. Las inteligencias, al igual que los estilos de aprendizaje, no hay tipos puros, y si los hubiera les resultaría imposible funcionar. Para Gardner, es evidente que, sabiendo lo que se sabe sobre estilos de aprendizaje, tipos de inteligencia y estilos de enseñanza, es absurdo que se siga insistiendo en que todos los alumnos aprendan de la misma manera.

Según Sixto Arias, auténtico experto en la materia, estamos inmersos en la era de la revolución digital. Cada nuevo término es utilizado para definir una nueva tecnología que afecta significativamente a diferentes aspectos de nuestra vida. Las personas y las empresas necesitan adaptarse rápidamente a todos los cambios tecnológicos que se están produciendo. La sociedad debe ir formándose gradualmente para poder beneficiarse de todos estos avances.

Es vital enfocar la forma de aprender de niñas y niños. Una educación emocional, en la que cada sujeto pueda alcanzar un óptimo grado de bienestar social y emocional. Dotar a los pequeños de estrategias y tácticas que favorezcan el autoconocimiento de sus talentos para el desarrollo de habilidades de pensamiento con una mente abierta y creativa.

El mayor reto profesional para el futuro es reinventar el mayor negocio del mundo y la más efectiva herramienta de manipulación ideológica: el aprendizaje.

 

Una educación en la que es necesaria la cooperación entre familia, escuela y comunidad. Conexión y cooperación necesaria para aprender y experimentar en cualquier lugar. Los cambios del sistema educativo han de orientarse hacia el desarrollo de competencias de los estudiantes, autonomía, adaptación, tratamiento de información, etc. de la sociedad digital con una reforma del currículo.

 

El aprendizaje debe producirse de forma natural, partiendo de los intereses del alumno y de lo que ya sabe. El nuevo rol del profesor debe ser de orientación y apoyo para generar las condiciones en las que el alumno construya su propio conocimiento; ha de reconfigurarse la formación  del docente. Se trata de formar ciudadanos colaborativos capaces de desarrollarse en todos los niveles sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *