LAS CLAVES DEL EXITO ESCOLAR

 

 

Singapur, Finlandia, Polonia, Bélgica o Alemania están entre los puestos más altos en los rankings de Matemáticas, Lectura y Ciencias de la última edición del Informe Pisa y comparten cinco denominadores comunes:

  • autonomía de los
  • trato individualizado a los
  • énfasis en las materias
  • incentivos profesionales, formativos o económicos a los docentes
  • estrategias para motivar e implicar a los estudiantes

Si bien Monserrat Gomendio, secretaria de estado en educación hasta 2015, promete con la LOMCE una atención personalizada a cada alumno, prioridad absoluta para las matemáticas, lengua e inglés, un método menos memorístico, etc. expertos educativos de distinto signo ven esta ley como un batiburrillo. No se dice nada sobre los profesores, directamente responsables del 30 % de los resultados obtenidos y principal pilar de cualquier reforma educativa.

En Polonia, cada centro goza de gran libertad para adaptar su currículo, muchos centros poseen una definida orientación vocacional: institutos musicales, deportivos, experimentales, … , aunque todos comparten unas asignaturas obligatorias y dos idiomas.

En Alemania, el alumno opta, a partir de 4º ESO elaborar su propio currículo (asignaturas de su interés y número de horas a abordar en cada curso) y en 6º ESO deben aprobar un examen para poder optar a la universidad; además, deben realizar prácticas en empresas y en las notas, el 60 % incluye trabajos, debates y participación en clases; en cada colegio, se dispone de medios propios para evaluación de profesorado.

En Finlandia, se concibe la educación como garantía del estado del bienestar. La alta competencia del profesorado, que exige la posesión de una carrera y un máster, los exime de inspecciones escolares; apoyados en el Ministerio de Educación y Cultura y la Junta Nacional de Educación, se decide el currículo; las asignaturas más valoradas son lengua materna, literatura y matemáticas, seguidas de biología, geología y física-química; tienen 4 lenguas oficiales.

En Bélgica destacan por la alta cualificación del profesorado y su gran apuesta por las matemáticas; aunque no puede hablarse de un único sistema, sí hay unas líneas generales que siguen todos los centros: seguimiento individualizado al alumnado y método tradicional de enseñanza en secundaria; el Ministerio cuenta con un cuerpo de evaluadores externos que se encargan de garantizar el correcto funcionamiento de las escuelas.

Singapur es la cultura del esfuerzo y supervisión continua que revisa, evalúa y corrige cualquier descenso en la calidad educativa. Los puntos claves del éxito educativo, que ocupa sistemáticamente los primeros niveles de los informes PISA, no son un secreto: su gobierno los aplica sin fisuras o influencia política; su cultura es de respeto hacia el docente; además la supervisión de los alumnos es constante y define su camino escolar.

Canadá es otro ejemplo de éxito de modelo educativo, dónde los profesores no se eligen en oposiciones. ¿Comparativas con España?. ¿Estamos a la altura de un modelo educativo para enfrentar los desafíos del siglo XXI?.

INGENIU ofrece una metodología dinámica y divertida para descubrir y potenciar habilidades innatas en los estudiantes. Actividades pensadas por y para los niñ@s con contenidos pedagógicos que facilitan el aprendizaje de forma natural y significativa; en base a trabajo individualizado y cooperativo se potencian valores y habilidades de trabajo para el desarrollo y crecimiento personal. Con formación a profesorado se dota a los docentes de programas de desarrollo para mejorar sus competencias de acuerdo a Método Singapur, ranking número 1 en PISA y TIMMS. Con orientación a matemáticas y ciencias, se implementan estrategias de aprendizaje para dotar al alumno de tácticas de autoconocimiento de talentos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *