Cambio futuro infantil y primaria

Cambio futuro infantil y primaria

La educación debe evolucionar, al igual que la sociedad, pero esta evolución no es posible si está anclada en métodos tradicionales que aportan seguridad al profesorado por su larga trayectoria de utilización. Seguir una explicación en la pizarra, un libro de texto, realizar unos ejercicios, etc. no consiguen que se interioricen los contenidos. Vivir las matemáticas, debería conllevar ver los números naturales en la calle, entender una factura, salir a hacer la compra, …., en definitiva, encontrar una utilidad real y desarrollar inquietud y emoción.

Futuro y los números
Imagen tomada de Pixabay
Así, las matemáticas tienen una utilidad importante en contextos no matemáticos. Por este motivo, aprender matemáticas debe ser para adquirir una herramienta que permita resolver situaciones en la vida cotidiana. Cambio futuro infantil y primaria. Por tanto, la clave está en preguntarnos como docentes, ¿cómo abordar el contenido?. La respuesta debe estar encaminada a pensar y diseñar oportunidades de aprendizaje; Método Singapur se basa en el desarrollo del pensamiento.

Bajo una óptica de análisis, las diferentes actividades deben basarse en proyectos de experiencias creadas a partir de situaciones reales y cotidianas. En  este sentido, hablamos de la creación de actividades lúdicas que se sitúan en el aula, aprovechando la riqueza de situaciones diarias que surgen. Cimentar el cambio futuro infantil y primaria es vital; entre algunos ejemplos tenemos:

  • Experiencias por proyectos. Se crean situaciones donde los niños tengan curiosidad por resolver problemas que les ayuden a crear diferentes proyectos. Si, por ejemplo, llega carnaval, los alumnos serán los protagonistas de diseñar sus disfraces y se aprovecha para tratar de hacerlos reflexionar sobre cuánto dinero necesitamos, que material y que cantidad, etc.
  • Talleres. Se crean actividades matemáticas que sean lúdicas donde a través del juego se pongan en marcha sus conocimientos matemáticos y estén motivados por resolverlos.
  • Situaciones diarias. Se aprovechan las situaciones cotidianas que se desarrollan en un aula, tratando de ver todos los contenidos matemáticos que nos rodean en el día a día y que pueden pasar desapercibidos.
Resiliencia niñas y niños
Imagen tomada de Pixabay

En este punto, es importante destacar que en todas las metodologías el profesor tendrá un papel de apoyo y no de protagonista. Así, se debe dar tiempo a los niños para reflexionar y encontrar las respuestas entre todos. Las actividades pretenden potenciar el trabajo en grupo para desarrollar una participación totalmente activa y de protagonismo por parte del alumno. Además, el trabajo en grupo busca el enriquecimiento personal y de socialización, mientras se trabajan valores como el respeto, la flexibilidad, la escucha, etc..

Cambio futuro infantil y primaria es posible con Método Singapur, metodología que apuesta por actividades dinámicas y divertidas. Klein Singapur, exclusivo programa de aprendizaje natural en infantil para niñas y niños de 1 a 5 años de edad, está enfocado para desarrollar todo su potencial. Además, destaca por preparar a los alumnos con un enfoque práctico que se desarrolla a través de su realidad cercana. Por su parte, Mathematik Singapur usa la resolución de problemas como eje de aprendizaje para el desarrollo de conceptos, habilidades, actitudes y procesos necesarios en el desarrollo futuro.

Finalmente apuntar en el escenario de cambios en que estamos inmersos, una cita de Albert Einstein: “Si quieres ver bien tu época, mírala desde lejos. Sólo cabe anticipar”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *