Confrontar el descanso en 2020

Confrontar el descanso en 2020 es una cuestión, o quizás una preocupación, que nos acecha debido al impacto de la pandemia por COVID-19.

Desde el pasado 14 de marzo, se ha decretado alerta sanitaria en España y en la mayoría de países a nivel mundial. En consecuencia, nos ha invadido una sensación de incertidumbre o indefensión en la mayoría de los ámbitos: educativo, económico y social. Paradójicamente, el ámbito ambiental ha sido el más beneficiado en la grave situación de crisis que ha asolado el planeta.

En este orden de cosas, cabe señalar que, lejos de vencer la epidemia, nos vemos obligados a convivir con ella mientras se perfila una vacuna. Así, ya no solo en la etapa de confinamiento, en la que el personal sanitario ha dado la cara en primera línea, sino durante la desescalada e incluso la ansiada nueva normalidad, hemos tenido que adoptar medidas de distanciamiento social. Es esta una situación difícil, en la que no sólo la separación de seres queridos nos afecta, sino también afrontar la difícil situación de vuelta al trabajo. ¿En qué situación nos encontramos?. Confrontar descanso en 2020 es vital.

El sector económico, base de nuestras vidas y del futuro, se ha visto afectado en distinta medida según el sector de actividad. Mientras algunos sectores han experimentado un aumento de trabajo, la gran mayoría han sufrido un marcado declive. En  esta línea, la educación ha sido uno de los  más afectados, con la suspensión inmediata de la actividad lectiva presencial. La manera de afrontar esta situación ha sido determinante para afrontar el futuro de la educación. Hablamos de niños, del futuro de nuestro país. Es imperativo que las autoridades educativas en las comunidades autónomas tomen cartas en el asunto. Así,  son muchos aspectos los detractores de un sistema educativo obsoleto:

  • falta de motivación y autoestima de estudiante
  • falta de liderazgo del docente
  • alto índice de fracaso escolar
  • malos resultados académicos

En conclusión, se han de facilitar herramientas a los estudiantes para afrontar las nuevas necesidades del siglo. Serán herramientas tecnológicas pero sin obviar la necesidad de innovar en educación, con el uso de metodologías activas y el cambio del rol del maestro.

Para finalizar abordaremos como confrontar el descanso en 2020 desde el punto de vista del docente. ¿Creéis que debemos desconectar hasta el nuevo curso? o, por el contrario, ¿debemos reflexionar sobre la práctica docente y la nueva situación en las aulas?. En este BLOG presentamos una vía de acompañamiento al maestro en metodologías activas, con resultados en el aula: Maestría e Integra Ingeniu. Próximamente disponibles en la web www.ingeniu.org

Valoramos  tu opinión, déjala en comentarios. La educación es cosa de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *