El péndulo funcional de la enseñanza

En psicología, la “función” es un proceso mental a través del cual el sujeto lleva a cabo una actividad. Por tanto, cuando el sujeto actúa, opera, para dar consistencia a su medio interno o restablecer el equilibrio con su medio externo. ¿Cuál es el péndulo funcional de la enseñanza?

En este orden de cosas, la enseñanza, como variable estructural, está constituida por elementos externos al sujeto. Por su parte, la variable funcional, está formada por elementos internos al sujeto y llama a la operación, a algo que se mueve, dinámico, activo. Así, el péndulo funcional de la enseñanza lo debemos entender como juguete o instrumento de enseñanza.

Según Vygotsky, la relación que el niño establece con la realidad no es directa sino mediada. Es decir, se produce a través de un proceso en el que existe una transferencia de conocimientos y estrategias desde agentes externos al sujeto. La interacción ocurre en un contexto determinado: padres, profesores…, y el sujeto.
En este proceso, las funciones psicológicas superiores aparecen en primer lugar a nivel interpsíquico. Se producen en un plano social, donde el agente externo transmite información, la interpreta y valora, de un modo u otro, con un estilo determinado. Posteriormente, dichas funciones aparecen a nivel intra-psíquico o individual. Así, a través de un proceso de internalización, el lenguaje representa el vehículo que permite que los procesos intersubjetivos se puedan convertir en intrasubjetivos (Vygotski, L. 1979).

 

Metacognición
Metacognición

 

Este doble proceso posibilita al sujeto el reconstruir internamente la actividad externa o las operaciones que realiza en las interacciones que establece en medio social. Dichas interacciones, serán decisivas en el proceso de internalización, dónde la conducta del niño que empieza siendo regulada por otro, va siendo progresivamente autoregulada. Esto ocurrirá, según lo dicho, en función del uso que el niño haga de habilidades metacognitivas.

En este caso, la forma que defina la situación de interacción -profesor/alumno- y el «contexto» que se cree, potenciará o inhibirá el aprendizaje. También afectará al uso de estrategias y habilidades.

En conclusión, la posibilidad de aprendizaje de estrategias en el niño, va a estar en función del modo en que se defina la acción educativa. Es decir, como se definan las situaciones de interacción.

 

Por su parte, Bruner reseña los diferentes modos, no excluyentes entre sí, en que se pueden concretar las situaciones de interacción en el proceso educativo. En dichas situaciones, se produce siempre una dialéctica entre lo individual y lo social (Bruner, J. 1990):
  • La situación de interacción entendida como «andamiaje». Implica una ayuda por parte del agente externo al niño en una situación de interacción que contempla el mayor nivel de dificultad en la zona. Así, se proporcionan contenidos que tengan significatividad lógica y  psicológica, para que el niño pueda relacionarlos entre sí y con los conocimientos previos que posea.
  •  La situación de interacción, entendida como co-construcción del significado. Implica una inferencia de significados  por parte del niño en una situación de interacción y a partir de un marco de referencia común.
  • La situación de interacción como transferencia de las representaciones culturales. Así, los modos diversos de definir una situación de interacción, indican el modo diverso en que las representaciones sociales se manifiestan. Por ejemplo, una actividad lúdica, definida como situación competitiva, cuyo objetivo es ganar, transfiere el valor cultural de búsqueda del éxito.

En el marco teórico expuesto, se pone en evidencia que el aprender a pensar requiere el aprendizaje de estrategias y habilidades metacognitivas. Son habilidades adquiridas en procesos de interacción social, en los que la cognición se considera el motor de dichos procesos integrando  aspectos afectivos y comportamentales. El péndulo funcional de la enseñanza ha de considerar éstos aspectos. ¿Estás de acuerdo?

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *