Evaluación matemática …. ¿es un problema de ética?

La evaluación del aprendizaje constituye el criterio de referencia que define para el estudiante lo que hay que aprender en las diferentes áreas del saber, así como el valor de ese aprendizaje. De acuerdo al enfoque que ella adopte, será o no posible para el docente convertir este proceso en un momento enriquecedor de aprendizaje para el estudiante. Además, la evaluación debe ir más allá del simple hecho de medir y asignar calificaciones,  ya  que  esta  operación  implica que sólo se están analizando los resultados y no todo el proceso de aprendizaje.

 

Atendiendo a la revisión literaria, en el contexto de la educación superior y específicamente en el área de las matemáticas se evidencia marcadamente un enfoque de evaluación tradicional, centrado en el producto terminal. La Universidad Nacional Experimental «Francisco de Miranda» (UNEFM) – Complejo Académico «El Sabino» no escapa a esta situación, tal es el caso de las unidades curriculares de matemáticas correspondientes al ciclo básico de los programas de ingeniería; en la cual dentro de sus planes de evaluación se observa la aplicación de exámenes escritos como la principal técnica que permite valorar el aprendizaje matemático.

 

Siguiendo a Bolívar y Sacristán (citado por Serrano, 2002), al concebir la evaluación como parte de la actividad pedagógica, esta ayuda a configurar el ambiente educativo. Entendiéndola además como una actividad en la que combinan dos dimensiones la ética y la técnico – metodológica. Refiriendo lo técnico al conjunto de procedimientos, instrumentos y criterios que utiliza el docente para evaluar el aprendizaje. Mientras que lo ético consiste en decidir por qué evaluar, para qué y qué evaluar, si es preciso dar una información o no y a quién proporcionarla. Al respecto, Serrano (2002) afirma que una vez que se tiene claro el sentido de la evaluación es que se pueden considerar qué procedimientos pueden ser útiles para los propósitos que se persiguen.

 

Frente a estas evidencias, se persigue el estudio del papel de la ética en la evaluación de los aprendizajes matemáticos.

 

Se perfila una postura cualitativa en el tratamiento de la información; siendo el método de investigación la etnografía, el cual pretende «describir y analizar ideas, creencias, significados, conocimientos y prácticas de grupos» (Patton citado por Hernández, Fernández y Baptista, 2006, p.697).

A fin de guiar la investigación, se plantean los siguientes propósitos específicos:

 

  • Conceptualizar la evaluación de los aprendizajes desde la dimensión ética.

 

  • Determinar aspectos éticos centrales de la evaluación de los aprendizajes, desde la perspectiva de los docentes de matemática.

 

  • Sistematizar el contenido latente que los docentes de matemática refieren sobre la evaluación del

 

  • Describir la dimensión ética de la evaluación de los aprendizajes, desde el punto de vista de los docentes de matemática de la UNEFM Complejo Académico «El Sabino».

 

  • Formular indicadores sobre la evaluación de los aprendizajes en matemática, basado en los aportes de los docentes.

 

Finalmente la urgencia en desentrañar la dimensión ética de la evaluación en matemática es debido a que son los docentes los actores responsables de validar los logros de los estudiantes y dirigir de manera efectiva el proceso de aprendizaje. Por otro lado, el conocimiento matemático es necesario para todo individuo, ya que el mismo es aplicado en el quehacer cotidiano y profesional. Al respecto Godino, Batanero y Font (2003), precisan que el estudio de las matemáticas ayuda al desarrollopersonal, fomentando un razonamiento crítico y ayudando a comprender diversos temas que se apoyan en cálculos, conceptos o razonamientos matemáticos.

 

¿Qué opinas de las evaluaciones en los colegios?.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *